mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 61

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Claves para proteger a los ancianos del frío

ancianos frío

Febrero está siendo un mes frío, de eso no cabe duda. La tregua que nos dio el tiempo durante los meses de diciembre y enero ha dado paso a las bajas temperaturas que, por otra parte, no son sino las típicas que se le presuponen al invierno. Todas las personas sufrimos las consecuencias del frío pero sus efectos son aún más graves en el caso de los mayores. Por eso, te damos algunas claves para proteger y cuidar a los ancianos del frío.

Como hemos dicho, el frío provoca que la temperatura del organismo descienda, lo que trae consigo problemas de salud en personas mayores de 70 años. Entre estos problemas encontramos, entre otros, aumento de dolores musculares, articulares y óseos derivados de sus patologías cronificadas, tales como artrosis, reumatismos, problemas respiratorios o enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

El mejor efecto contra los efectos del frío es conseguir que la temperatura corporal aumente, aplicando calor de forma externa o bien generando calor en el organismo a través del movimiento y del trabajo del sistema cardiovascular con ejercicio.

 

Cuidado de ancianos. ¿Cómo protegerlos del frío?

 

Los especialistas recomiendan seguir una serie de pautas para mitigar el frío en las personas mayores, como aplicar calor seco en las articulaciones afectadas o musculatura que presente dolor. Esto nunca debe hacerse en periodos superiores a 10-15 minutos y no más de 2-3 veces al día. Otra forma de paliar los efectos del frío es evitando, en la medida de lo posible, los cambios bruscos de temperatura y las exposiciones prolongadas al frío de la calle.

Asimismo, los expertos recomiendan tener una rutina de ejercicios matutina y evitar el sedentarismo, realizando ejercicios suaves en los que se muevan todas las articulaciones. En este sentido es muy importante que los ejercicios que realicen nuestros mayores estén prescritos y supervisados siempre por un fisioterapeuta.

¿Y cómo deben ir vestidos? Lo adecuado es utilizar prendas especiales –como prendas térmicas o abrigos ligeros– que abriguen pero no obliguen a los ancianos a realizar un esfuerzo extra por ser de gran peso e impidan su movilidad.

Por último, en cuanto a la alimentación, lo recomendable es evitar las comidas copiosas que existan un gasto energético extra durante la digestión. Una buena opción son los caldos, que también ayudarán a mitigar el frío de nuestros ancianos. 

 

También te puede interesar:

La dieta mediterránea previene el alzhéimer.

Volver