mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 61

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Comidas para personas mayores. ¿Qué dieta darles?

anciana-comiendo

Como ya sabemos, es importante seguir una dieta equilibrada con los nutrientes esenciales para el funcionamiento óptimo del cuerpo. Esto es así tanto para nosotros mismos como cuando nos encargamos de realizar la dieta de otra persona dependiente. En ocasiones, no tenemos tiempo ni de cuidarnos, por mucho que nos pese, pero es importante que, cuando tenemos a una persona dependiente a  nuestro cargo, hagamos mucho caso de estos consejos para que una mala alimentación no se transforme en malnutrición.

 

Con unos consejos básicos y unas pautas que tengamos muy claras, es posible realizar una dieta equilibrada en nutrientes y vitaminas. no hace falta ser un experto, pero en caso de duda o de que el paciente necesite una dieta especial, será necesario acudir a un espcialista. 


Los nutrientes que necesitamos para obtener la energía necesaria son: 

  • Hidratos de carbono: pan pasta, arroz, legumbres, fruta y verdura. La fibra también es un hidrato de carbono y ayuda a evitar es estreñimiento. Al día, es necesario ingerir alrededor de 8-9 raciones (ten en cuentas que un plato de pasta aporta aproximadamente unas 4-5 raciones). 
  • Proteínas: carne, pescado, huevo y legumbres. Importantes para el crecimiento y favorecen las defensas corporales. Se aconsejan unas 3 raciones diarias (eso sí, no cocines más de tres huevos a la semana, pues no es aconsejable). 
  • Grasas. Aportan energía, pero es recomendable un uso más moderado. Se diferencian en grasas buenas y malas. Las buenas las podemos encontrar en aceite, pescado azul y frutos secos, mientras que las malas las encontramos en el tocino de la carne, la yema del huevo, mantequilla  y fritos. De esto último, intenta no comer más de tres veces por semana. 
  • Vitaminas. Las podemos ingerir en la fruta y la verdura. Como ya sabes, los requisitos diarios de fruta son 3-5 al día. 
  • Minerales. Se encuentran en la mayoría de alimentos y tan sólo con seguir una dieta variada puede satisfacerlo. 
  • Lácteos y derivados. Son una fuente externa de calcio. Lo puedes encontrar en leche, yogurt, quesos… y suele aportar un alto contenido en grasas, por lo que intenta no consumir más de 4 raciones diarias. 
  • Agua. Es tan importante que debes intentar que el paciente tome un mínimo de 2 litros diarios. Sin embargo, no tiene por qué ser tan solo agua, sino que también hablamos de otros líquidos. A través de la sudoración, respiración y la eliminación, perdemos gran cantidad de líquido corporal que, si no es repuesto, puede provocar deshidratación. 

Teniendo en cuenta estos consejos, puedes plantear una dieta equilibrada al paciente. En mSoluciona Castellana contamos con profesionales en la materia que se encargan, siempre que el cliente lo requiera, de alimentar a la persona dependiente. 

 

Volver