mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 61

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Cuidado de enfermos con discapacidad. Lo que nuestros cuidadores pueden hacer por ti.

Cuidado de enfermos a domicilio en Madrid

Ser cuidador de una persona dependiente implica tener una serie de conocimientos que te guíen en la tarea de priorizar los objetivos más importantes. Por esta razón, es importante que te rodees de profesionales que sepan exactamente cuál es la mejor forma de cuidar al paciente que sufre una discapacidad tanto física como psíquica o sensorial. Desde mSoluciona Castellana, disponemos de un amplio abanico de servicios dedicados al cuidado de enfermos a domicilio en Madrid, por esa razón, queremos explicarte paso a paso cuáles serán los conocimientos y obligaciones básicas con los que nuestros trabajadores deberán contar.

El control sobre el estado de salud del discapacitado físico o sensorial ha de ser completo, sabiendo cuales son los aspectos generales de la enfermedad que le afecta. Para conseguir un cuidado eficaz, es necesario saber cuáles son los signos de la enfermedad que sufre el paciente, con lo que lograremos una atención mucho más específica.

La información sobre la evolución y los síntomas se le debe demandar al médico de cabecera que lleva el caso, con ánimo de que nuestros trabajadores estén al corriente de todo el cuadro clínico de la persona de la que se harán cargo.  Serán, de esta forma, necesarias:

  • Revisiones médicas. El enfermo debe estar monitorizado por los profesionales con la periodicidad establecida. No hay que subestimar la importancia de estas revisiones y es obligación de nuestros cuidadores comunicar los cambios o los nuevos signos que se observen tanto a médicos como a los familiares.
  • Medicación. Nuestros cuidadores tendrán especial cuidado en la supervisión de la toma de los medicamentos, aunque este sea autónomo para esta acción. Vigilarán la correcta administración del medicamento y preverá a posible falta, comunicándosela a quien sea necesario. Además, será recomendable que nuestros trabajadores tengan nociones sobre los posibles efectos adversos que puedan tener estos medicamentos.
  • Signos vitales. Nuestros cuidadores estarán en todo momento entrenados para poder controlar el correcto estado de sus constantes vitales, aspecto que hay que tener en cuenta para poder identificar posibles situaciones de malestar y saber actuar en estos casos. El cuidador estará familiarizado con los valores normales de tensión arterial y de glucemia, así como del uso de tensiómetros.
  • Manejo de dispositivos de ayuda. En ocasiones, el discapacitado necesita de dispositivos complejos para suplir las funciones que tiene limitadas, por lo que el cuidador debe conocer el manejo de este tipo de aparatos. Hablamos de dispositivos para andar, audífonos, lentes de aumento, etc.

  • Nutrición. Nuestros cuidadores deberán conocer las prioridades de los alimentos para ofrecer una dieta equilibrada y saludable con el fin de evitar problemas asociados a la mala alimentación.
  • Potenciación de hábitos saludables. El papel de nuestros cuidadores irá más allá, ya que ayudaremos al paciente a potenciar aquellas acciones beneficiosas para evitar un mayor deterioro de las funciones afectadas siempre que cuente con un nivel de autonomía suficiente para ello. Si no es así, se procurará seguir una rutina lo más beneficiosa posible para cumplir este objetivo (por ejemplo, un descanso de 8 horas diarias, actividad física moderada de forma regular, etc.).

Ya conoces un poco más a fondo cuáles serán los deberes y obligaciones de nuestros trabajadores. Si necesitas un servicio de cuidado de mayores a domicilio en Madrid, no dudes en pedirnos presupuesto. Nos adaptaremos a tus necesidades y te propondremos el mejor perfil para el paciente.

Estamos para ayudarte. 

Volver