mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 61

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Evitar accidentes en el hogar. Pónselo fácil a tus mayores

Evitar accidentes en el hogar

La gran mayoría de accidentes se producen en el hogar: el lugar donde deberíamos estar más seguros. Es nuestra misión, como profesionales en el cuidado de mayores a domicilio, ayudarte a prevenir esos riesgos. Es muy frecuente que ocurran caídas debido a las alteraciones cognitivas o físicas sumadas a un entorno inadecuado.

Desde Msoluciona, te damos algunas pistas para que sepas controlar los factores ambientales para hacer más segura la estancia en la vivienda de una persona en situación de dependencia.

Iluminación

Una estancia bien iluminada y con interruptores accesibles evita el riesgo de tropezar. En este caso, debes aprovechar la luz natural en la medida de lo posible (favorecerá la conservación de los ciclos de sueño). Cuando esta luz se vaya apagando se puede mantener el mismo nivel de iluminación con luz artificial. Lo más vital es que durante la noche se coloquen puntos de luz en las estancias importantes, como el dormitorio, el baño o las zonas de paso.

Temperatura

La temperatura adecuada en el hogar es entre 21ºC a 26ºC. En ocasiones, como por ejemplo en verano, es más difícil tener una temperatura recomendada si no se cuenta con aparatos eléctricos adecuados. En este caso, se deberá ingerir líquidos con frecuencia, llevar ropa ligera, y evitar ejercicio.

Suelo

Controla que el suelo esté limpio y seco. Debes quitar todos los muebles y objetos que puedan resultar ser un obstáculo en el paso, así como alfombras que no estén adheridas al suelo.

Dormitorio y salón

Deben estar también despejados en las zonas de paso y evitar inmobiliario innecesario. La cama debe estar a una altura de unos 50 centímetros (si la persona dependiente tiene movilidad muy reducida, es conveniente contar con camas articuladas que propicien la comodidad tanto para el paciente como para el cuidador a la hora de mover al paciente). En casos en los que la persona vaya a estar largos periodos encamado, se debe utilizar un colchón antiescaras.

El sillón de una persona dependiente debe estar a una altura adecuada, a unos 45cm. De esta forma, el paciente podrá mantener, si pudiese, capacidad en la movilidad y un grado de autonomía.

Cocina

El suelo debe estar seco para evitar resbalones. Debido a la actividad que se suele realizar en este lugar, es aconsejable colocar una alfombra adherida al suelo. Intenta mantener la cocina limpia de alimentos que puedan caerse al suelo.

Baño

Esta estancia debe estar ventilada con el fin de que no se forme vaho y aumente la temperatura a la vez que se aumente la humedad, lo que podría llegar a provocar bajadas de tensión.

Además, recuerda hacer la estancia fácil. Coloca una alfombrilla a la salida de la ducha para evitar resbalones, y pon asideros junto al inodoro y en la bañera para proporcionar un punto de apoyo para el paciente. Además, intenta que las necesidades principales de la persona dependiente, como medicamentos o cremas, estén en un punto de fácil acceso.

Otros consejos básicos para prevenir accidentes

  • Coloca protectores en los enfunches y evita que haya cables por el suelo con los que puedan tropezar.
  • Vigila la fecha de caducidad de los medicamentos y hazles fácil su acceso. Mantenlos ordenados según las horas en que se los tengan que tomar y con un bolígrafo escríbeles en grande en los envases las horas de tomas.
  • Mantén los productos de limpieza en lugar seguro.
  • Intenta favorecer la correcta ventilación de las estancias donde haya aparatos de gas.
  • En caso de que el paciente pueda valerse por sí mismo, intenta dejarle tuppers con las comidas preparadas para evitar que tengan que ponerse a cocinar. 
Volver