mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 61

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Mil españoles mueren al año por patologías asociadas a bebidas azucaradas

Mil españoles mueren al año por patologías asociadas a bebidas azucaradas

Cada año fallecen en España más de 1000 personas por enfermedades que pueden estar relacionadas con un consumo excesivo de bebidas azucaradas

En esta nueva revisión, los autores incluyen, además, una lista de los 40 países más afectados por el consumo de estas bebidas. España se sitúa como cuarto país consumidor de bebidas azucaradas en Europa. Un dato que, sin embargo, no sorprende a los expertos. Las bebidas azucaradas se consumen en todo el mundo, contribuyendo al sobrepeso y a la obesidad, lo que aumenta el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes o la patología cardiovascular y el cáncer.

Los datos del informe se han obtenido a partir del 2010 Global Burden of Diseases Study y muestran que las bebidas azucaradas están relacionadas con 133000 enfermedades asociadas a la diabetes, 44000 con la enfermedad cardiovascular y 6000 con el cáncer. Además, el estudio señala que el 78% de estas muertes se produce en los países en vías de desarrollo, más que en los ricos. En España, que ocupa el puesto 29 del ranking mundial, se producen más de 30 muertes por millón de habitantes cada año por esta causa. Es decir, 1006 fallecimientos.

Los expertos afirman que el informe no dice nada que no se sepa: las bebidas azucaradas pueden ser peligrosas. El problema, dicen, es que mientras que sí hemos interiorizado que el alcohol es malo, no hemos hecho lo mismo con estas bebidas.

Los jovenes, en peligro

El informe también hace referencia a otro dato muy significativo: el porcentaje de enfermedades crónicas atribuibles a las bebidas con azúcar en los adultos más jóvenes es más alto que el de los adultos mayores. “Si los jóvenes continúan consumiendo bebidas azucaradas a este ritmo, los efectos se agravarán por el envejecimiento, lo que producirá tasas más elevadas de mortalidad y discapacidad por enfermedades del corazón que las vistas hasta ahora”, afirma Gitanjali M. Singh, autor del estudio.

Volver