mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 61

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Relacionarse con espacios verdes mejora la salud

Un estudio del Centro de Investigación de Epidemiología Ambiental (CREAL) del Instituto de Salud Global certifica que relacionarse con espacios verdes beneficia la salud general y mental.&n

El objetivo de este estudio era evaluar la asociación entre los espacios verdes (parques, campos, etc.) y azules (playas, ríos, etc.) y la salud de las personas e investigar si esta asociación era distinta entre hombres y mujeres, en los diferentes niveles socioeconómicos y entre zonas rurales y urbanas.

“Hay una evidencia cada vez mayor de los efectos beneficiosos en la salud de los entornos naturales. Sin embargo, la mayor parte de la evidencia se ha centrado en los espacios verdes y existe poca evidencia de los beneficios para la salud de los espacios azules”, afirma la investigadora del CREAL, Margarita Triguero-Mas.

Este estudio ha proporcionado evidencias de que los espacios verdes se asocian a una mejor percepción de la propia salud y a una mejor salud mental, independientemente del grado de urbanización, estado socioeconómico y género.

“Además, nuestros resultados indican que estas asociaciones se explicarían por la reducción del estrés que nos proporcionan los espacios verdes y no por la actividad física o el apoyo social. También parecen indicar que los pequeños espacios verdes, como los árboles de las calles, son especialmente importantes”, subraya Mark Nieuwenhuijsen, director de la investigación.

La investigación ha analizado los datos de los adultos entrevistados entre 2010 y 2012 como parte de la Encuesta de Salud de Cataluña. Los indicadores de verdor del entorno y del acceso a entornos naturales se obtuvieron a partir de las direcciones residenciales de los participantes.

 “Se necesitaría, no obstante, más trabajo en esta área. Por un lado, recogiendo datos de las mismas personas durante periodos de tiempo más largos y por otro, definiendo mejor la cantidad y calidad necesarias de espacios verdes y azules para proporcionar beneficios en nuestra salud”, concluye Nieuwenhuijsen.

Volver