¿Cómo proteger a una persona con Alzheimer en verano?

proteger a una persona con Alzheimer en veranoEl verano está aquí y ha llegado con fuerza. Lo cierto es que todos debemos tener cuidado a la hora de protegernos del sol y el exceso de temperaturas, pero hay un sector de la población para el cual es doblemente peligroso: los ancianos con Alzheimer.

En primer lugar, porque por su edad avanzada, los ataques de las altas temperaturas pueden empeorar su débil estado de salud, y segundo, porque debido a que no se encuentran en plenas facultades mentales, debemos ayudarles a que se cuiden.

Una persona que padece alzheimer es especialmente sensible a los cambios de rutinas. Teniendo en cuenta que en esta época del año los horarios son algo diferentes y algunos hábitos cambiantes, es necesario mantenerlos en la medida de lo posible. Además, debemos tener en cuenta, que su cuidador puede ausentarse durante un tiempo por vacaciones o días de descanso, lo que para ellos supone preocupación o generar ansiedad.

De este modo, un “nuevo cuidador” es una persona ajena a su entorno que debe prestar mayor atención si cabe, a las necesidades del paciente. Por eso, desde mSoluciona Castellana queremos, como expertos en el cuidado de mayores y enfermos, darte unos consejos para que, tanto para ellos como vosotros, podáis disfrutar de un verano más llevadero y sin sustos. Veamos algunas de estas recomendaciones:

Mantenerle hidratado

A menudo, una persona con Alzheimer puede no darse cuenta de que no está lo suficientemente hidratado. Es decir, lo que para nosotros es tan fácil como tener sed, para ellos no lo es, y puede no darse cuenta de que necesitan beber. Por esta razón, hay que animarles a que beban agua con bastante frecuencia. Eso sí, CUIDADO, no vale cualquier líquido, pues otros, como el alcohol y la cafeína, pueden contribuir a acelerar la deshidratación.

Aplicarle el protector solar de forma regular

El sol y las altas temperaturas en esta época del año, son más dañinos para nuestra piel que en otros meses, por lo que es importante en pequeños y mayores, especialmente, el uso de crema y protectores solares con alto factor de proctección. Más aún en pacientes con alzheimer, que no repararán en utilizar protectores cada vez que sea necesario.

Debemos aplicarlo siempre que salgan al exterior para protegerlos así de las radiaciones solares.

Vestirle de forma adecuada

Uno de los síntomas de las personas con Alzheimer es que no saben tomar buenas decisiones en cuanto a muchas de las actividades cotidianas que hacemos diariamente. Es por eso que pueden necesitar tu ayuda para vestirse de forma adecuada en verano y utilizar prendas que, en vez de darles calor, se lo quiten.

De esta forma, en verano, vestirle con prendas más ligeras, transpirables y de colores más claros que eviten el calor.

Limitar la exposición al sol

Como se explica en el artículo ‘cuidado con las altas temperaturas. Los ancianos empeoran con el calor’ los efectos de las temperaturas veraniegas pueden hacer que las enfermedades de los ancianos empeoren. Es por eso que hay que saber algunas nociones básicas, como no salir a la calle en las horas de más calor del día o intentar permanecer a la sombra cuando sea posible.

Vigila sus baños

Si vas a la piscina o a la playa, no dejes bajo ningún concepto que se bañen solos. En nuestro anterior artículo ‘Las muertes por ahogamiento son más frecuentes en mayores de 65 años’, te contábamos que muchas de los accidentes mortales que se producen en medios acuáticos son de mayores de 65 años. Imagínate si el anciano en cuestión tiene Alzheimer. Recuerda: debe ir siempre acompañado.

Evitar zonas de ruidos fuertes y multitudes

A las personas con demencia no suele gustarles las zonas con demasiada gente. Se sienten abrumados y pueden dar lugar a episodios de enoclofobias. Si en esta época tenemos la opción de disfrutar de unos días de vacaciones con nuestro familiar con alzheimer, tenga en cuenta que los cambios de entorno, el exceso de estímulos, la compañía y otros cambios significativos pueden producirles mayor confusión aún y cambios en su comportamiento.

El Alzheimer constituye, a día de hoy, uno de los principales problemas en nuestra sociedad, para la que hay que tener en cuenta las necesidades especiales de este tipo de pacientes.

Estos son algunos de los consejos que puedes tomar para cuidar de un mayor con Alzheimer en verano. No obstante, si necesitas ayuda, no dudes en contar con nuestro servicio de ayuda a domicilio en Madrid. Somos líderes en cuidado de mayores y enfermos en Madrid. Cuenta con nosotros.