Cómo deben ser los cuidados de mayores con cáncer

Como deben ser los cuidados de mayores con cáncer

Con el paso de los años aumenta el riesgo de padecer enfermedades entre ellas la aparición del cáncer. Padecer un tumor maligno cuando se ha llegado a la tercera edad es una estadística presente a día de hoy, pues el 61% de los nuevos casos de cáncer se da en personas mayores de 65 años, por lo que podemos afirmar que es una enfermedad muy ligada al envejecimiento.

La esperanza de vida ha ido aumentando en las últimas décadas, un indicador positivo de cómo se está desarrollando la población, pero que trae consigo también el aumento de desarrollar un cáncer, pues la edad es el principal factor de riesgo de sufrirlo. Los cuidados de mayores con cáncer debemos tenerlos muy presentes, ya que, además, pueden padecer otro tipo de enfermedades crónicas que se unen a esta.

El 4 de febrero, Día Mundial Contra el Cáncer, es una nueva oportunidad para visibilizar y concienciar sobre esta enfermedad, principal causa de muerte en todo el mundo y cuya primera medida para los cuidados de mayores con cáncer es la prevención. Existen factores de riesgos que pueden aumentar que una persona la padezca como veremos a continuación:

Factores de riesgo de padecer cáncer

Factores relacionados con el estilo de vida: beber alcohol, fumar, una dieta poco saludable, falta de ejercicio o el exceso de peso pueden ayudar a desarrollar algún tipo de cáncer.
Factores ambientales: el entorno que nos rodea también influye en la aparición de cáncer como puede ser la contaminación, la radiación UV, la exposición al humo del tabaco o los pesticidas.  
Factores hereditarios: como ocurre con otras enfermedades, la genética está muy relacionada con la probabilidad de sufrir un cáncer.
Factores biológicos: el sexo, la raza, el color de piel, la edad… son características físicas que influyen en la aparición de la enfermedad.

¿Cómo deben ser los cuidados de mayores con cáncer?

Las personas mayores que sufren cáncer requieren más o menos cuidados dependiendo del tipo de cáncer que padezcan y la gravedad de este. El cuidado de una persona mayor con cáncer representa todo un reto porque, además del tratamiento o quimioterapia, pueden ocasionar otras secuelas graves en la persona.

Es por eso que, la atención profesional que se les brinda debe ir acompañada del apoyo y los cuidados de las personas más cercanas, pues es imprescindible en estos momentos tan delicados. La ayuda de familiares y seres queridos es fundamental para atravesar los cambios que produce la enfermedad, tanto en el plano físico como emocional.

Sobrellevar la enfermedad es duro. Debemos estar atentos a sus deseos y proporcionarles el mayor bienestar posible, cuidando de su organismo para contrarrestar los efectos de la enfermedad: evitar el consumo de tabaco o alcohol, mantenerse en buena forma o una proporcionarle una alimentación sana son algunas de las cosas que debemos tener en cuenta.

Fomentar la alegría y el buen humor es vital para que la persona mayor no se venga abajo. Es normal que esté triste, abatida, por eso son necesarias dosis de positivismo y realizar actividades que la trasladen a la normalidad. Hágale partícipe.

Pero, además del cuidado del mayor con cáncer, debemos valorar y tomar algunas decisiones dependiendo del tipo de cáncer, su tratamiento y las diferentes opciones, como puede ser la cirugía, radioterapia o quimioterapia. Cuando la persona tiene una avanzada edad es importante plantearnos todas estas cuestiones, para ver los peligros o alternativas existentes teniendo en cuenta siempre si afectará o no a su calidad de vida.