Un informe publicado en la revista británica The Lancet desvela que la lactancia materna prolongada mejora el rendimiento escolar, aumenta el cociente intelectual en el adulto y se relaciona con unos ingresos alto

El estudio ha analizado a casi 3500 personas desde su nacimiento hasta que cumplieron los treinta años y muestra que la lactancia materna durante más de doce meses tiene un gran impacto en el desarrollo cognitivo.

Según el informe, un niño que reciba lactancia materna un mínimo de un año conseguirá con treinta años un cociente intelectual mejor, tendrá 0,9 años más de escolaridad y cobrará un salario de 98 euros más al mes que aquellos que no reciban la lactancia materna durante tanto tiempo.

La explicación a esto, según los autores del estudio, es que la leche materna tiene una composición única en la que destacan los ácidos grasos de cadena larga, esenciales para el desarrollo cerebral.