mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 69

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

La incapacitación judicial de personas mayores, ¿qué es y cuál es el procedimiento?

mallete de juez

Existen diferentes tipos de procesos legales relacionados con las personas mayores, y la incapacitación es uno de ellos. Puede solicitarse también por personas dependientes o que no tienen capacidad de decisión por ciertos motivos, en la mayoría de los casos por enfermedades incapacitantes. 

Solicitar este trámite tiene como objetivo proteger a la persona mayor o dependiente, para así evitar que se perjudique a sí misma con decisiones decisivas que no sean las correctas para su economía o propia salud.

¿Qué es la incapacitación judicial de personas mayores?

La incapacitación judicial es un proceso o trámite por el que se solicita la incapacitación de una persona para tomar ciertas decisiones o llevar a cabo acciones de carácter legal o judicial.

Este trámite puede ser solicitado por un familiar directo de la persona, o por el propio individuo.

 

Tipos de incapacitación

Dependiendo de la capacidad de obrar que se limite, existen dos tipos de incapacitación:

  • Incapacitación total, también conocida como incapacitación tutelada. Se reconoce a personas que no tienen capacidad de obrar ni de tomar decisiones legales ni de ningún tipo. Se conoce como incapacitación tutelada ya que, en consecuencia, el anciano o anciana necesitará una persona, física o jurídica, que sea su tutor legal a la hora de tomar decisiones.
  • Incapacitación parcial, también conocida como curatela. Este tipo de incapacitación se aplica en los casos en los que la persona presenta incapacidad de realizar ciertas acciones o tomar decisiones en algún ámbito, pero no en todos. En estos casos, una tercera persona, ya sea física o jurídica, se encarga de cubrir ese tipo de actividades o necesidades, siendo responsable de todas las acciones que se le asignen. Esta persona recibe el nombre de curador. También es habitual la figura del administrador patrimonial en este tipo de incapacidad, quien se encargaría de los bienes de la persona incapacitada de manera parcial, pero no tiene potestad sobre ningún otro aspecto.

 

Motivos para solicitar la incapacitación

Son varios los motivos por las que alguien puede solicitar una incapacitación judicial para otra persona o para sí mismo, así como solicitar una incapacitación total o una parcial.

Si nos fijamos en la ley, el artículo 200 del Código Civil nos indica que padecer enfermedades o deficiencias físicas o psíquicas que impiden que una persona pueda autogobernarse, son causas legales justificadas para que una persona sea declarada incapaz.

Sobre todo, deben cumplirse dos aspectos, ya que serán necesarios a efectos probatorios: que la persona tenga una enfermedad que le afecte a su comportamiento y/o personalidad, y que esta situación no sea puntual y vaya a ser sostenida en el tiempo, irreversible o incluso degenerativa.

Por eso, en el caso de las personas mayores, las situaciones más generales en las que se solicita una incapacitación judicial son:

  • Padecimiento de un trastorno mental.
  • Padecimiento de una enfermedad física o psíquica incapacitante.
  • Presentar una discapacidad mental.
  • Padecer algún tipo de demencia o enfermedad neurodegenerativa, como alzhéimer.
  • Presentar una situación de fragilidad o falta de autonomía por un problema social.

Siempre, en estos casos, deberá ser consecuencia una incapacitación total o parcial que justifique la petición. Según el artículo 199 del Código Civil, sólo un juez, por medio de una sentencia judicial, puede determinar la incapacitación de una persona, teniendo en cuenta las causas que se exponen en la Ley y siendo necesario para ello una prueba pericial médica, una valoración de los equipos sociales, o la inspección del juez, que certifique dichas causas.

 

Cómo solicitar la incapacitación de una persona mayor

Hay dos opciones que pueden ocurrir a la hora de solicitar una incapacitación: que sea la propia persona que solicita su incapacitación porque prevé que perderá parte o toda su autonomía; o una tercera persona sea la que lo solicite. Esta persona deberá ser un familiar de primer grado, aunque también puede poner en conocimiento una situación así cualquier persona que sea consciente de un caso así, tal y como el Ministerio Fiscal.

El proceso se inicia por medio de demanda ante  los Juzgados de Primera Instancia del domicilio del incapaz con representación de abogado y procurador. Como hemos mencionado, será necesaria una prueba o valoración médica que justifique la incapacidad de la persona. El artículo 759.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que “nunca se decidirá sobre la incapacitación sin previo dictamen pericial médico, acordado por el Tribunal”.

El proceso habitual para el dictamen pericial médico consta, primero, de una prueba documental que recoge informes médicos y sociales, certificado de discapacidad y cualquier otro certificado que fuese relevante. Además, existe el informe Sitges, en el que se valoran tanto la capacidad como el autogobierno; toma de decisiones en la esfera personal y patrimonial; condiciones neurológicas necesarias para la toma de decisiones; exploración de las condiciones neurológicas y correlación entre el estado neurológico y la capacidad para tomar decisiones. A continuación, se realizará una breve audiencia de los parientes próximos o personas con especial relación sobre la situación del presunto dependiente. Por último, una exploración del anciano por un médico forense corroborará todo lo anterior respecto a su capacidad de obrar, para finalizar con una entrevista con el propio juez para formarse una opción sobre su estado, si esto fuese necesario.

Después, todo el proceso es recomendable que esté a cargo de nuestros abogados, ya que serán quienes nos guíen en este trámite.

El proceso puede durar cierto tiempo, dependiendo de muchos factores, como la situación en la que la persona se encuentre, así como del tiempo que se tarde en evaluarla.

 

Si necesitas información sobre el trámite de incapacitación judicial de personas mayores en Madrid, contacta con nosotros y te informaremos de todo el proceso.

Volver