mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 69

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Los ejercicios más recomendables en la tercera edad

Realizar ejercicio físico de manera regular tiene beneficios tanto a nivel físico como psicológico, siempre y cuando se realice de manera adecuada.

Ejecutar los ejercicios de manera correcta y el tiempo necesario es esencial para beneficiarse de ellos, por eso, si no sabemos por dónde empezar, es positivo contar con la ayuda de profesionales, como fisioterapeutas que nos digan los ejercicios adecuados para mejorar nuestra condición física, o incluso entrenadores personales especializados que puedan guiarnos y aconsejarnos.

¿Por qué es importante hacer ejercicio al llegar a la tercera edad?

Dicen que el ejercicio físico es la medicina preventiva para la tercera edad, y es totalmente cierto. Existen estudios que demuestran que realizar ejercicio físico puede retrasar el envejecimiento del cerebro y, a su vez, prevenir el desarrollo de enfermedades, entre ellas neurodegenerativas y del corazón.

Además de los obvios beneficios físicos que aporta, el ejercicio también ayuda a mantener la vitalidad y bienestar personal, a reducir el estrés y el insomnio, mejorando también la salud psicológica aumentando la autoestima y disminuyendo el riesgo de sufrir depresión.

A continuación os contamos los ejercicios más recomendables para la tercera edad:

Tipos de ejercicios  más recomendables para personas mayores

·Ejercicios de flexibilidad o estiramientos

Es recomendable hacer este tipo de ejercicios diariamente, puesto que además de ayudar a nuestro cuerpo a mejorar la movilidad articular, hacen que tanto los músculos como los tejidos tengan la estructura correcta del cuerpo, reeducando nuestra postura corporal si no es adecuada.

Los estiramientos pueden combatir el dolor de articulaciones o músculos, además de mejorar la capacidad respiratoria y reducir el estrés. Se debe mantener el estiramiento o ejercicio durante 30 segundos por músculo o articulación, y completar unas cinco repeticiones.

·Ejercicios de resistencia o aeróbicos

Realizar ejercicios aeróbicos a un nivel adecuado a nuestra condición física de manera diaria tiene beneficios cardiovasculares, ayudando a prevenir el colesterol alto y regular la tensión arterial. Lo más recomendable es realizarlos a baja o media intensidad para poder mantener el ritmo durante el mayor tiempo posible, siendo el mínimo una media de 30 minutos diarios de este tipo de ejercicios para poder comenzar a notar cambios significativos en nuestra salud.

De este grupo de ejercicios recomendamos caminar, montar en bicicleta, hacer natación, pilates, o incluso bailar. Cualquier tipo de ejercicio aeróbico que nos haga sentir animados y motivados para seguir entrenando, será el adecuado, incluso comenzar subiendo y bajando escaleras es una buena opción para ir cogiendo rutina.

·Ejercicios de fuerza muscular

Ejercitar la musculatura entre dos y tres veces a la semana es suficiente para notar diferencia tanto en músculos como en huesos, reduciendo la pérdida de masa muscular y mejorando la coordinación. Ejercicios como las sentadillas pueden ayudar a disminuir los dolores en las piernas, levantándonos y sentándonos en una silla haciendo unas 10 repeticiones y descansando un par de minutos hasta la siguiente serie de repeticiones, hasta completar dos o tres series, todo dependiendo de nuestro nivel físico.

 

Ahora que sabes lo positivo que es hacer ejercicio, no lo dejes más. ¡Nunca es tarde para empezar!

Volver