mSoluciona Castellana

Castellana

Calle Cartagena 69

28028 MADRID

Tel: 91 805 86 75 - 91 355 20 17

Urgencias: 628 26 81 32

Neumonía en adultos mayores

persona adulta tosiendo

La neumonía es una enfermedad común en la tercera edad y con alto riesgo de mortalidad, por lo que siempre se suele necesitar hospitalización para su correcto tratamiento.

En estos días en los que bajan las temperaturas, son habituales los contagios por diferentes enfermedades, tanto víricas como bacterianas. En los casos de los niños y los ancianos, se extreman los cuidados para prevenir estos contagios. Esta prevención es importante, aunque el contagio de esta enfermedad depende de diferentes variables, como el estado de salud del anciano y sus condiciones físicas.

A continuación, explicaremos qué puede provocar esta enfermedad en las personas ancianas, así como sus síntomas y posibles tratamientos para una correcta recuperación sin secuelas de ningún tipo. Toda esta información la damos de manera general, ya que siempre deberá diagnosticar esta enfermedad un médico profesional.

 

 

¿Qué produce la neumonía?

La neumonía es una enfermedad que afecta a los pulmones de la persona, caracterizada por la multiplicación de microorganismos en el interior de los alvéolos, produciendo una inflamación infecciosa grave en el tejido pulmonar. Pueden causarla microbios, como bacterias, virus y hongos; aunque la causa más habitual en adultos son las primeras.

Esta dolencia es una de las que más ingresos hospitalarios provocan en el caso de los adultos mayores, que son extremadamente vulnerables a este tipo de enfermedades. Es más, se estima que alrededor del 70% de los ingresos por neumonía son de personas ancianas.

Se puede contraer neumonía de diferentes maneras:

  • Por los virus o bacterias que residan en los senos paranasales, es decir, en la nariz, o en la boca, que puedan propagarse a los pulmones.
  • Al inhalar directamente los microbios que provocan esta enfermedad a los pulmones.
  • La conocida neumonía por aspiración, que se produce cuando se inhalan directamente saliva, alimentos o vómito a los pulmones.

Del mismo modo, diferentes bacterias pueden causarla:

  • La más común es la causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae (neumococo).
  • El hongo llamado Pneumocystis jiroveci también puede provocar neumonía en personas cuyo sistema inmunitario no funciona correctamente.
  • Los virus, como el que provoca la gripe, también pueden desencadenar una neumonía.
  • La neumonía atípica, menos frecuente, es causada por otro tipo de bacterias, y también suele tener síntomas más leves.

¿Qué síntomas tiene la neumonía?

Aunque la neumonía se caracteriza por síntomas concretos, no todas las personas que la sufren tienen los mismos. De manera general, los síntomas más comunes de la neumonía en ancianos son:

  • Mucha tos, tanto seca como con mucosidad, pudiendo incluso expulsar pus o sangre.
  • Sonidos de afección respiratoria.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolor de tórax.

Si la neumonía evolucionase, sus síntomas podrían agravarse, experimentando, además de los mencionados anteriormente, los siguientes:

  • Acumulación de líquidos y pus en los pulmones.
  • Dolores de cabeza.
  • Destrucción del tejido pulmonar.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Dolores musculares y articulares.
  • Desorientación.
  • Fiebre muy alta que provoque alteración del estado de conciencia.
  • Malestar.
  • Taquicardia.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Sensación de debilidad general.

¿Cómo se trata la neumonía en ancianos?

Cualquier persona que pueda sentir los síntomas de padecer gripe, debe acudir inmediatamente a la consulta del médico para un correcto diagnóstico de la enfermedad y así poder descartar otras enfermedades con las pruebas pertinentes.

En caso de que se confirme el diagnóstico de la neumonía, el tratamiento puede variar según su causa, normalmente dada por analíticas. Normalmente, es necesaria la administración de antibióticos, aunque si la neumonía es producida por un proceso gripal, el tratamiento estará compuesto por antivirales.

 

Desde mSoluciona Castellana, como expertos en cuidado de ancianos de Madrid, siempre recomendamos la visita a nuestro médico ante cualquier síntoma de problema de salud o enfermedad.  

Volver