Aneurisma cerebral en personas mayores: todo lo que debes saber

Aneurisma cerebral en personas mayoresCuando hablamos de aneurisma cerebral, quizá sean muchas las personas que no conocen o no han oído hablar de esta dolencia que afecta a los vasos sanguíneos del cerebro y que en ocasiones es difícil de detectar, por lo que se convierte en una enfermedad silenciosa.

Pues bien, un aneurisma cerebral se presenta como una protuberancia o dilatación de la pared de un vaso sanguíneo situado en el cerebro que, en algunos casos, puede romperse y ocasionar sangrado (hemorragia subaracnoidea) entre el cerebro y los tejidos que lo recubren.

Cuando se produce rotura supone un peligro para la persona afectada, más aún si hablamos de personas de avanzada edad. Pero, en general, esta afección es detectada cuando se acude al médico por otros problemas o dolencias, ya que si no se produce rotura, el aneurisma no crea problemas de salud y no causa síntomas.

Es por esto que, acudir a revisiones periódicas puede detectar la presencia de esta anomalía antes incluso de producirse algunos de los síntomas que, en ocasiones, podemos pasar por alto al no sentir dolor o darle la mínima importancia.

Síntomas que puede provocar un aneurisma cerebral

Un aneurisma cerebral sin rotula puede no ocasionar síntomas, más aún si es pequeño, o que estos, no sean tenidos en cuenta como pueden ser:

  • Un párpado caído
  • Pupila dilatada
  • Cambios en la visión
  • Dolor arriba o detrás del ojo
  • Adormecimiento de un lateral de la cara

Ante estos síntomas, podemos sospechar y lo mejor es recibir atención médica.
Si un aneurisma está a punto de romperse o se rompe, puede originar otros síntomas a los que se le debe prestar más atención, como dolor repentino e intenso de cabeza.

Además, podemos estar hablando de la pérdida de conocimiento y convulsiones, vómitos, rigidez en el cuello, caída de párpados, debilidad o problemas en el habla, señales que indican un problema mayor y se requiere atención médica urgente.

Cuando un aneurisma se rompe llega a ocasionar un sangrado que puede duran unos segundos, tiempo suficiente para dañar las células que rodean los vasos sanguíneos y provocar lesiones en el cerebro y daños irreversibles que pueden ocasionar la muerte. En las personas mayores se agrava con la edad, ya que los tejidos que rodean estas zonas son más finos y débiles, además de poder sufrir otra dolencia conjunta.

¿Cuáles son las causas por las que aparece un aneurisma?

A día de hoy no existen causas concretas que indiquen la aparición de un aneurisma cerebral, pero si podemos hablar de factores que alimentan el riesgo de padecerlo como pueden ser:

  • El riesgo de padecer una hemorragia es más probable en personas de avanzada edad.
  • Presión arterial alta.
  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Abuso de drogas, en especial la cocaína.
  • Las personas que han sufrido otra enfermedad tienen más probabilidad de padecerlo.

Un aneurisma cerebral puede afectar a la motricidad de la persona por su origen neurológico ocasionando problemas para caminar, falta de memoria y fuerza muscular entre otros.

Personas mayores y el riesgo de sufrir un aneurisma cerebral

Como hemos adelantado, los mayores son más vulnerables a enfermedades y dolencias por lo que debemos cuidar su salud y estar atento ante cualquier mínima señal que pueda producirse. No obstante, una vida sana, dieta saludable, ejercicio físico (en la medida de cada persona) y chequeos médicos, son factores que les ayudan a su detección temprana y a evitar que se produzca.