Saltar al contenido

Fibromialgia y síndrome metabólico: una conexión compleja

La fibromialgia y el síndrome metabólico son dos condiciones médicas que, a primera vista, podrían parecer totalmente desconectadas. Sin embargo, la investigación ha mostrado una interrelación compleja entre ambos, con muchos factores en común. 

En este artículo, mostraremos las características de cada una de estas afecciones, los factores de riesgo compartidos y la influencia de la alimentación en ambos trastornos.

¿Estás preparado? En nuestra empresa de ayuda a domicilio Madrid, te ayudamos. ¡Vamos allá!

¿Qué es la fibromialgia? 

La fibromialgia es una enfermedad crónica caracterizada por dolor generalizado y una respuesta exagerada al tacto, conocida como alodinia. 

Aunque las causas exactas de la fibromialgia son desconocidas, se cree que está vinculada a una variedad de factores genéticos y ambientales, así como a alteraciones en la forma en que el cerebro procesa los estímulos dolorosos.

Síntomas de la fibromialgia

Los síntomas de la fibromialgia pueden variar en intensidad y duración, pero comúnmente suelen ser: 

  • Dolor generalizado: Este es el síntoma más reconocible de la fibromialgia. Las personas con esta condición experimentan dolor en todo el cuerpo, que a menudo se describe como un dolor sordo que dura al menos tres meses. Es importante señalar que, para ser considerado como un signo de fibromialgia, el dolor debe ocurrir en ambos lados del cuerpo y tanto arriba como abajo de la cintura.
  • Fatiga: Las personas con fibromialgia a menudo despiertan sintiéndose cansadas, incluso después de dormir durante largos periodos de tiempo. El sueño puede ser interrumpido por el dolor, y muchos pacientes con fibromialgia tienen otros trastornos del sueño, como el síndrome de las piernas inquietas y la apnea del sueño.
  • Problemas cognitivos: Este síntoma, a veces referido como «fibro-niebla», implica dificultades con la concentración mental, la atención y la memoria.
  • Trastornos del estado de ánimo: Muchas personas con fibromialgia experimentan depresión, ansiedad y cambios en el estado de ánimo.
  • Otros síntomas: Algunas personas con fibromialgia también pueden experimentar otros síntomas, como dolores de cabeza, dolor en la mandíbula, sequedad en los ojos y la boca, sensibilidad al frío o al calor, entumecimiento o hormigueo en las manos y los pies, y problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable.

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico es un conjunto de condiciones que ocurren juntas, aumentando el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. 

Además, los componentes del síndrome metabólico son: 

  • Obesidad central o abdominal: Específicamente, un alto índice de masa corporal (IMC) y una circunferencia de cintura elevada.
  • Niveles elevados de triglicéridos: Un tipo de grasa presente en la sangre.
  • Niveles bajos de HDL («colesterol bueno»): HDL, o lipoproteínas de alta densidad, son una forma de colesterol que ayuda a eliminar otras formas de colesterol de tu corriente sanguínea.
  • Presión arterial alta: La presión arterial es la fuerza de la sangre contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre.
  • Resistencia a la insulina o niveles altos de glucosa en ayunas: La insulina es una hormona que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. La resistencia a la insulina ocurre cuando el cuerpo no puede usar la insulina de manera efectiva, lo que puede llevar a niveles más altos de azúcar en la sangre.

Factores de riesgo compartidos entre la fibromialgia y el síndrome metabólico

Existe un creciente cuerpo de evidencia que sugiere una asociación entre la fibromialgia y el síndrome metabólico. Ambos trastornos comparten algunos factores de riesgo, incluyendo la obesidad, el sedentarismo y el estrés crónico

Además, los pacientes con fibromialgia a menudo experimentan trastornos del sueño y fatiga, lo que puede contribuir al desarrollo de condiciones metabólicas.

La influencia de la alimentación en la fibromialgia y el síndrome metabólico

Algunos estudios han sugerido que ciertos alimentos pueden agravar los síntomas de la fibromialgia, incluyendo el dolor crónico y la fatiga extrema. Por ejemplo, se ha observado que una dieta alta en azúcares refinados, grasas saturadas y alimentos procesados puede aumentar la inflamación en el cuerpo, agravando así los síntomas de la fibromialgia.

El estrés y su relación con la fibromialgia y el síndrome metabólico

Además de lo anteriormente mencionado, el estrés crónico también desempeña un papel importante tanto en la fibromialgia como en el síndrome metabólico. 

El estrés prolongado puede desencadenar la liberación de hormonas que promueven la resistencia a la insulina, un factor clave en el síndrome metabólico. Asimismo, el estrés puede afectar a los síntomas de la fibromialgia.

Cómo la inflamación afecta la fibromialgia y el síndrome metabólico

La inflamación también es un factor común en ambos trastornos. En la fibromialgia, se ha propuesto que la inflamación del sistema nervioso central puede desempeñar un papel en la hipersensibilidad al dolor. 

En el caso del síndrome metabólico, la inflamación crónica está vinculada a la resistencia a la insulina y a la obesidad.

Tratamientos farmacológicos para la fibromialgia y el síndrome metabólico

El tratamiento de la fibromialgia y el síndrome metabólico suele ser multidisciplinario, e incluye cambios en el estilo de vida, como una dieta saludable y ejercicio regular, así como medicamentos para controlar los síntomas. 

En el caso de la fibromialgia, se pueden prescribir medicamentos para aliviar el dolor y mejorar el sueño. Para el síndrome metabólico, los tratamientos pueden incluir medicamentos para reducir la presión arterial, regular los niveles de azúcar en la sangre y tratar las dislipidemias.

Aunque la fibromialgia y el síndrome metabólico son condiciones con características muy diferentes, comparten varios factores de riesgo y mecanismos subyacentes. Reconocer estos vínculos puede ayudar a desarrollar estrategias de tratamiento más efectivas para los individuos que sufren de estas condiciones.