contagiar por coronavirus

¿Cómo te puedes contagiar por coronavirus? Esa es la pregunta que se hacen muchas personas en todo el mundo y las respuestas son muy variadas y todavía arrojan muchas incógnitas. El coronavirus se expande por todos los rincones del planeta.

Cada vez son más los casos de contagio del virus pero, a su vez, existe más información para poder prevenir su transmisión hasta dar con una vacuna capaz de terminar con esta nueva pandemia. La neumonía causada por el Covid-19 comenzó con la mutación de un virus de origen animal a una persona. 

A partir de aquí, se puede contagiar de persona a persona y su propagación y capacidad de contagio parece ser más intensa y rápida de lo que se preveía en un principio. El aislamiento y, posteriormente, el confinamiento de la población es el método que se está utilizando para prevenir que se vaya extendiendo. 

Asimismo, este nuevo coronavirus nunca antes se había visto en humanos por lo que aún queda un largo camino de investigación hasta averiguar más sobre esta cepa. Ahora, lo que se intenta analizar son las situaciones con las que nos podemos contagiar por coronavirus. 

Transmisión del contagio por coronavirus 

Cómo hemos citado anteriormente, el primer contagio se presupone que tuvo lugar por la mutación del virus de origen animal a un humano. A partir de aquí la transmisión se produce de persona a persona y no necesariamente por contacto directo. 

  • Tos y estornudos: La enfermedad afecta a las vías respiratorias por lo que provoca tos y estornudos al producirse la infección de los pulmones. Las secreciones que expulsamos a través de la nariz o la boca son la principal vía de contagio, pero también al hablar, reir o respirar. 
  • Objetos y superficies infectados: Las gotitas que expulsamos cuando se produce la tos, el habla o el estornudo llegan a distintas partes. Si tocamos esas superficies y objetos que han estado en contacto con el virus y luego nos llevamos las manos a la boca, la nariz o los ojos podemos llegar a contagiarnos. 
  • Contacto cercano: Es por eso que, cuanto más cerca estemos de una persona que padezca la enfermedad, más posibilidad tendremos de que nos la transmita. La distancia aconsejable sería de 2 metros. 

No obstante, el estar cerca de una persona, vivir con ella o cruzarnos por la calle, no implica necesariamente que nos vaya a contagiar. Para llegar a contagiar por el coronavirus es necesario que las gotitas entren en contacto con ojos, nariz o boca. 

Prevenir antes que curar 

  • De ahí que lo principal, además del aislamiento social que se ha establecido en esto momentos para evitar propagar más el contagio,  sea no tener contacto cara a cara con otra persona. La forma más fácil de que el virus se transmita a nuestro sistema respiratorio es por medio de esas gotitas que el interlocutor expulsa al hablar, toser, o estornudar. Así que cuanto más lejos mejor. 
  • Evitar tocar superficies contaminadas: Todo lo que nuestras manos tocan, en algún momento llega a nuestra cara que se convierte en la puerta de acceso a nuestro organismo. Ojos, nariz y boca. 
  • Lavarse las manos frecuentemente: Por eso es tan importante lavarnos las manos con agua y jabón o un gel antibacterial a menudo, para evitar que las partículas contaminadas que llevamos en nuestra piel puedan penetrar en nosotros. 

Y es que, por algo el confinamiento es utilizado como una herramienta para evitar la propagación de la pandemia y un aislante al contagio mayor de personas. Y no lo olvidemos, una persona infectada puede ser portadora y contagiar por coronavirus antes de mostrar algún tipo de síntomas.